CATECUMENOS CON NECESIDADES EDUCATIVAS ESPECIALES

Hasta ahora había muchos problemas a la hora de incorporar niños con alguna dificultad educativa en la clase, en el grupo.

Para los profesionales de la enseñanza, que están todo el día en las aulas, es muy complicado el lograr la inclusión de este tipo de alumnos. Entendemos que en una catequesis este problema se convierte en un obstáculo todavía más difícil de superar por la carencia de metodología pedagógica, no obstante:

“La variedad de capacidades en un aula provoca un enriquecimiento personal de todos los miembros de la misma, profesor y alumnos”

Esta afirmación nos transmite un mensaje de cariño, de inclusión, de acogida, de familia…. para nosotros este tipo de alumnos son el tesoro más grande que tiene la Iglesia y que debe cuidarlo como tal.

El método de Familicat es INCLUSIVO, cualquier niño o niña que tenga algún tipo de necesidad educativa especial es incorporado al grupo en su totalidad. Nuestra forma de trabajar permite adaptar el sistema a cada necesidad.